La clave de América Latina para su crecimiento económico y desarollo sostenible

Por: Sue Carrie – Vie, 04/11/2011

Si bien los expertos financieros se refieren constantemente al decreciente estado de la economía mundial, también afirman que la economía de América Latina y el Caribe creció un 5.9% en 2010 y que se espera alcance un crecimiento de 4.4% para este año.
 
Es que para garantizar el progreso continuo la región debe transformar ese crecimiento en desarrollo económico y social sostenible, como sostiene el informe de Perspectivas Económicas de América Latina 2012 presentado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).   
 
El estudio también indica que el sólido crecimiento de la economía de América Latina desde 2003 hace posible que los países de la región consideren ambiciosas agendas de políticas públicas para mitigar riesgos y aprovechar las actuales oportunidades para su desarrollo.
 
En este contexto, el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, sostiene que los países con un elevado crecimiento económico deben aprovechar esta oportunidad y llevar a cabo las reformas estructurales y sociales necesarias para garantizar un desarrollo sostenible. “Los gobiernos de la región deberían capitalizar los logros recientes para afrontar otros desafíos a corto y largo plazo, tales como la diversificación de sus economías, la instauración de reformas fiscales y la prestación de mejores servicios a sus ciudadanos, centrándose especialmente en la educación, las infraestructuras y la promoción de la innovación”.  


Por ello, Gurría recomienda que tanto América latina y como El Caribe adopten políticas para mejorar la competitividad y la diversificación económica, ya que los sectores intensivos en recursos naturales siguen representando el 60% del valor agregado manufacturero total en la región y los bienes basados en recursos naturales representan más del 50% de las exportaciones.
 
“Teniendo en cuenta que uno de cada tres latinoamericanos vive debajo de la línea de pobreza y que 10 economías de la región continúan estando entre las 15 más desiguales del mundo, una economía más diversificada y productiva es esencial para mantener y mejorar el crecimiento, así como para reducir la desigualdad”, enfatiza Gurría.
 
Sin embargo, a pesar del innegable progreso de la gestión macroeconómica y de la capacidad de atraer inversión extranjera, las economías latinoamericanas y caribeñas siguen siendo vulnerables a los altibajos de la volatilidad, la inflación y las fluctuaciones monetarias de la economía mundial.
 
El informe indica, además, que la región debería promover también una gestión pública más transparente. Como señala Alicia Bárcena Ibarra, secretaria ejecutiva de la CEPAL, “las economías de América Latina y del Caribe han mostrado una significativa resistencia ante la crisis económica y su recuperación ha sido más rápida que la de otras regiones. Para consolidar esos logros y emprender acciones concretas, la región debe fomentar nuevos modelos de gobernanza, mayor institucionalidad y políticas públicas capaces de movilizar a un amplio conjunto de actores”.  

 
Bárcena afirma que aunque la calidad de la educación ha mejorado, las brechas aún son elevadas. Así lo muestra la prueba PISA de la OCDE, la cual indica que casi el 50% de los estudiantes de secundaria de América Latina no alcanza los niveles mínimos aceptables en lectura, mientras que en el promedio de la OCDE esta proporción es menor al 20%. Por eso, para acortar diferencias los países de la región deben garantizar una educación primaria de calidad y un acceso equitativo a la educación secundaria y terciaria.
 
“Con el fin de mejorar la eficiencia de sus sectores de transporte y energía, la región debe incrementar la coordinación entre las agencias y los diversos niveles de gobierno, así como mejorar los acuerdos alcanzados con el sector privado”, agrega Bárcena.
 
Por su parte, Moisés Naím, experto en economía y política internacional y miembro del Foro Económico Mundial, comenta que América Latina está mejor preparada que nunca para manejar la crisis, pero que es ingenuo pensar que está vacunada contra ella. “Tarde o temprano la región va a ser afectada, pero ahora está más capacitada que otros para enfrentarla”, comenta.
 
Porque la baja productividad y la debilidad de los sistemas nacionales de innovación siguen siendo problemas persistentes en la región. “La reciente creación de nuevos ministerios y agencias dedicados a la innovación en Argentina, Brasil y Chile constituye un claro signo de progreso, pero es preciso formular políticas más activas y mejor coordinadas en este ámbito”, concluye Naím.
 
Descargar Perspectivas Económicas de América Latina 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: