Las Motivaciones Políticas de la Fiscalización Ambiental en la actividad Minera

Por: Karen Susan Zuñiga Abanto

El estado Peruano ha ratificado su compromiso de promoción de la actividad privada, según propias declaraciones de Presidente de la Republica, Ollanta Humala, tras los conflictos suscitados en el Proyecto Minero Conga – Cajamarca.  

Ahora le corresponde al gobierno también mantener un firme compromiso en temas de Fiscalización Ambiental, reforzando operativamente y  presupuestalmente al Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) ,dependencia del Ministerio del Ambiente, que a través de la Ley N˚ 29325 transfiere funciones y competencias de fiscalización y sancionadora que eran funciones exclusivas del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería  (OSINERMIG) autoridad que de forma eficaz y de acuerdo a ley se encontraba desempeñando dichas funciones.

Pareciera que estas posiciones por un lado de promoción a la inversión privada y por el otro la protección ambiental, sean ideas contrapuestas. En efecto, en una lógica medianamente razonable se podría presumir cierto pero no lo es, el fundamento es sin duda el desarrollo sostenible como país.

Haciendo un poco de historia legislativa  en materia ambiental, el Perú tiene 21 años de regulación ambiental, empezando con el Código de Medio Ambiente y los Recursos Naturales del año 1990, en ella se hace referencia por primera vez de elaboración de Estudios de Impacto Ambiental (EIA), cuya finalidad consiste en evaluar la viabilidad ambiental de un proyecto minero en forma previa a su ejecución.  

Pero, es en el año 1993 con la promulgación del Reglamento de Protección Ambiental para la Actividad Minero Metalúrgico aprobado por Decreto Supremo Nº 16-93-EM, primer reglamento Ambiental sectorial, la cual creo dos tipos de instrumentos ambientales: los instrumentos  de adecuación y los instrumentos de diseño. 

Los Instrumentos de Adecuación Ambiental (PAMA) que establecen estándares ambientales materia de cumplimiento,los instrumentos de diseño definen las medidas de manejo, logrando un control de los impactos ambientales, así como de una herramienta de planificación con la finalidad de prevenir, mitigar o compensar impactos al ambiente producto de la propia actividad.

Hoy en día es innegable el desarrollo legislativo en materia ambiental que ha alcanzado el sector minero, logro que se debió a organizaciones no gubernamentales ambientalistas, frecuentes movilizaciones de las comunidades campesinas afectadas por la contaminación ambiental e instituciones internacionales interesados en lograr una mayor protección del medio ambiente.

La actividad minera tiene características riesgosas se encuentran sujetas a regulaciones que se encuentran regulados en estándares de seguridad, la salud e higiene de los trabajadores y de las instalaciones del trabajo, la minería debe cumplir con las normas que permiten la explotación de los recursos minerales, y la OEFA fiscalizar debidamente las actividades para una protección del medio ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: