Uruguay apuesta por la autogeneración energética

Noticias de Latinoamérica

Uruguay viene apostando por las energías renovables de forma sostenida y con buenas iniciativas. Ahora el gobierno quiere promover la autogeneración de energía eólica en el sector privado, principalmente en las industrias. Al lema de “por cada fábrica un molino”, el gobierno uruguayo planea así pasar a las renovables al sector que no sólo consume electricidad en mayor cantidad, sino que es el más contaminante.

La idea central de la Dirección Nacional de Energía (DNE) es que cada fábrica o complejo fabril generen in situ la energía que consuman. Para esto el gobierno planea lanzar un decreto en el que se contemplarán ayudas e incentivos de parte del estado a las empresas que se vuelquen a la autogeneración. La energía de más que pueda generar una de estas iniciativas, podrá ser inyectada a la red nacional, y comprada por el UTE, el ente uruguayo que maneja las actividades de generación, trasmisión, distribución y comercialización de energía eléctrica.

Pero la principal ayuda será para la inversión. Un aerogenerador de baja potencia, para una pequeña empresa, de unos 150 kilovatios puede llegar a costar de 2.350 y 2.650 dólares el kilovatio instalado, mientras que uno de mayor potencia, como los típicos de los parques eólicos, de uno, 2 megavatios, cuestan entre 1.800 y 1.900 dólares por kilovatio. Por lo que las empresas que quieran generar su propia energía deberían desembolsar entre 350 mil y 3,8 millones de dólares.

Claramente nadie querrá hacer semejante gasto si no se ve obligado, por lo que el gobierno uruguayo planea subsidiar en dos terceras partes los proyectos de autogeneración. El Banco República Oriental del Uruguay será el encargado de otorgar préstamos a largo plazo, financiables a 10 y 15 años. Igualmente las empresas deberán calificar para poder recibir los préstamos, y la tasa de interés dependerá del riesgo de cada proyecto en particular.

El gobierno uruguayo ya viene fomentando la autogeneración desde el año pasado, en que la UTE comenzó a otorgar un subsidio a los hogares uruguayos que instalen energía solar térmica para calentar agua. También se ha regulado la autogeneración residencial, permitiendo que los usuarios conectados a la red puedan vender a esta el excedente de cualquier generador de energía renovable, ya sea energía solar o energía eólica. Este tipo de medidas va generando conciencia en la gente, conciencia en que debe apostar a un mundo mejor, a cuidar el medio ambiente, y no sólo a pensar en nuestro presente, sino en cómo vamos a dejarle a las generaciones venideras el planeta en el que nacimos.

Fuente– El Observador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: