Ven en eficiencia futuro energético – Estrategia Nacional de Energía de México

La demanda de más petróleo en países emergentes, otra cara del sector: expertos

En el mediano plazo habrá una fuerte competencia entre consumo de petróleo y eficiencia energética, es decir, el desarrollo de nuevas tecnologías en el uso de energía en países de la OCDE mientras economías emergentes consumirán más hidrocarburos.

Las empresas de energía tienen como prospectiva el desarrollo de recursos no convencionales como el shale gas, las aguas profundas y el fin del petróleo barato; por otro lado, los países desarrollados deberán bajar su consumo con la eficiencia y energías renovables.

La Estrategia Nacional de Energía de México se ha movido de lado a lado. Por ejemplo, en 2010 buscaba la desaparición de la energía nuclear después cambió el criterio y , la propuesta de 2012 tiene una tendencia al revés. Incluso, en su presentación, el secretario de Energía, Jordy Herrera, enfatizó la construcción de una nueva central nuclear en Laguna Verde.

En el mejor de los casos, las perspectivas para el mercado internacional son que las fuentes de energía derivadas de hidrocarburos, petróleo y gas natural, tendrán vigencia de al menos 40 años y compartirán escena con la energía nuclear y las renovables derivadas del viento y el sol.

“Hay un antes y un después de Fukushima y poco se puede hacer al respecto”, dice Roger Tissot, experto del sector.

Tissot dice que la perspectiva de los gobiernos latinoamericanos es diferente a la de los países desarrollados porque mientras los primeros requieren más hidrocarburos, Norteamérica busca usarlos menos e invierte en energías verdes.

México en ese sentido tiene cierto liderazgo porque está a la mitad, es un gran consumidor y productor de aceite pero hace cambios en su matriz energética que serán notables en 30 años, comentó.

En el caso de México, y el mercado de América del Norte, la demanda de energía crecerá porque una expansión de la economía pero la mezcla de la matriz energética considera opciones amigables con el ambiente, en ese sentido mientras el uso del petróleo crecerá 0.7% entre 2010 y 2040, el del gas natural lo hará en 1.6%, según The Outlook for Energy: A View to 2040, un documento de ExxonMobil.

El carbón decrecerá, en el lapso, 0.2% y la energía nuclear crecerá a 2.2%, cifra menor a la estimada el año pasado 2.7%, la razón es que el accidente de Fukushima, en Japón, cambió la perspectiva.

El documento prevé que el consumo de biomasa crecerá 0.3%, la energía solar, eólica y de biocombustibles lo hará 6%, y la hidroeléctrica y geotérmica crecerán 1.6% en los próximos 30 años.

Tissot explica que lo que se necesita tener claro es que la transición energética es un proceso de largo plazo, porque aún hay temas que deberán ser resueltos por gobiernos, empresas y consumidores.

Y dentro de este proceso hay que tomar en cuenta de las nuevas fuentes de energía como es el caso del gas no convencional, gas de esquisto o Shale gas que ahora tiene de cabeza a toda la industria gasera porque modificó los patrones de Norteamérica y del resto del continente.

Fuente: Diario Universal de México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: