Desarrollo Humano y Minería

Publica: José Rivera Vila

Desde Argentina

La relación entre Minería y Desarrollo Humano atraviesa una de sus fases mas iluminadoras y de esta manera se ha convertido en uno de los puntos más interesantes que salieron a  la luz en las últimas semanas. Motivado por el Ciclo de Conferencias 2009, donde Barrick ejecutó la presentación “Desarrollo humano en zonas mineras. El caso de la provincia de San Juan y la mina Veladero”, surgieron diferentes ideas respecto del modo en que impacta la minería.

Mas allá de estadísticas –que siempre arrojan datos sumamente importantes para comprender fenómenos- cabe observar con lente cualitativo de qué se habla cuando se habla de Desarrollo Humano. Por lo general, la proliferación de este tipo de sintagmas favorece que el concepto naufrague en la vacuidad total. En estas líneas haremos un paneo por el concepto, teniendo siempre como horizonte la acción de Barrick en Veladero a través de su política de generación de empleo y bienestar comunitario.

Qué es el Desarrollo Humano?

La composición de este concepto es muy interesante: por un lado, el desarrollo está vinculado al crecimiento cuantitativo y cualitativo; por otro, la palabra que remite a la concepción del hombre como núcleo de lo que acaece en el mundo. Es decir, el Desarrollo Humano guarda relación con la realización plena del hombre en su quehacer diario, y por ello comporta gran importancia que existan resortes (políticas empresariales y públicas, por ejemplo) que den lugar a hacer de esto una realidad permanente.

De acuerdo con la definición del PNUD “el Desarrollo humano consiste en la libertad y la formación de las capacidades humanas, es decir, en la ampliación de la gama de cosas que las personas pueden hacer y de aquello que pueden ser”

Ser y hacer, de eso se trata. Por tanto, poseer un trabajo digno, una familia, momentos de esparcimiento, etc. son valores por sí mismos, y en la medida que en todas las comunidades se garanticen posibilidades de trabajo esto comienza a ser una realidad y no sólo un concepto. La minería ha demostrado tener capacidad para generar círculos virtuosos donde las personas puedan lograr crecer personal y profesionalmente, no sólo generando puestos de trabajo sino también ayudando a la comunidad toda a través de creación de hospitales, escuelas, capacitando y enseñando.

Otra de las definiciones ilustrativas del PNUD permite avizorar la idea de comprender la vida en un registro dilatado y sostenido: “el desarrollo humano es el proceso de ampliación de las opciones de la gente, aumentando las funciones y las capacidades humanas (…) Representa un proceso a la vez que un fin. En todos los niveles de desarrollo las tres capacidades esenciales consisten en que la gente viva una vida larga y saludable, tenga conocimientos y acceso a recursos necesarios para un nivel de vida decente. Pero el ámbito del desarrollo humano va más allá: otras esferas de opciones que la gente considera en alta medida incluyen la participación, la seguridad, la sostenibilidad, las garantías de los derechos humanos, todas necesarias para ser creativo y productivo y para gozar de respeto por sí mismo, potenciación y una sensación de pertenecer a una comunidad. En definitiva, el desarrollo humano es el desarrollo de la gente, para la gente y por la gente”.

Una de las piedras angulares del Desarrollo Humano parte de un enfoque que  busca ampliar el concepto mas allá de los indicadores económicos. Esto es así puesto que “Desarrollo” era una palabra muy asociada al crecimiento económico. Esto hacía que quedase circunscrita a un terreno demasiado materialista. De ahí se trató de darle al concepto un espesor más amplio y donde lo económico no sería el objetivo central del desarrollo, sino uno de sus referentes.

El concepto “Desarrollo” hacía base en la pregunta: “¿cuánto produce una nación?”; el Desarrollo Humano rezaba otro slogan: “¿cómo está la gente?”. Este traslado conceptual pone como objeto central al Hombre y no tanto a su producción, más allá que ésta sea un componente clave.

En otras palabras lo que se buscó fue aunar todos los logros en materia de crecimiento económico junto con una mejora progresiva en los resultados sociales y culturales. El empleo, la salud, el bienestar aparecieron para complejizar la idea de Desarrollo aportando un carácter humanístico y sensible.

De lo que se trata al mismo tiempo es de instrumentar estrategias de desarrollo, a través de políticas firmes en el tiempo. La construcción de plataformas de políticas y acciones tanto del ámbito público como privado es uno de los pilares básicos del Desarrollo Humano. La obtención de indicadores para medirlo también es una de las principales herramientas para adquirir calidad en los procesos.

El buen funcionamiento de las personas en su cotidianeidad (desde estar bien alimentado, pasando por vivir una vida larga, o bien realizar acciones en su comunidad) y el desarrollo de sus capacidades conforman el núcleo de la idea de Desarrollo Humano. Por lo que los indicadores de crecimiento deben evaluarse en función de que consiga o no que las personas humanas puedan realizarse cada vez mejor.

Desarrollo es largo plazo

La importancia de asumir la responsabilidad de favorecer el desarrollo sostenible en las comunidades es una capacidad que deben tener las empresas, los gobiernos y la sociedad toda. Receptivos, proactivas y protagonistas permanentemente de sus propias manifestaciones sociales.

En la actualidad, como la emergencia de las sociedades de la información el éxito esta estrechamente asociado a la transparencia, a la honestidad dada la proliferación de información. El compromiso de todos los actores sociales por bregar por criterios donde se manifieste la transparencia hará que mejoren las decisiones.

Es importante observar asimismo, la dinamización de la economía local que ha hecho efectiva la minería. Su integración en la matriz económica de provincias como San Juan le ha permitido demostrar su potencial diferenciador respecto de otras industrias. En este sentido, el Desarrollo Local es tomado por Barrick, por ejemplo, como una estrategia permitiendo escalonamientos productivos de gran factura para las comunidades locales. La generación de empleos, de proveedores locales, las acciones de RSE (Responsabilidad Social Empresaria) permite dar cuenta de que el Desarrollo Humano es uno de sus principales objetivos, y uno de sus principales logros.

Fuente: Barrick y Fundamin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: