Desarrollo sustentable y sostenible. Algunas aproximaciones conceptuales sobre dos conceptos clave en la estrategia del desarrollo global.

José Rivera Vila

El presente trabajo se ocupa de una cuestión discursiva, o mejor de un asunto analítico. Analizar significa separar, diseccionar. Por eso cuando nos enfrentamos ante un concepto tenemos un definición del mismo con lo que le pertenece y lo que deja afuera, o sea lo que es y lo que no es.

De manera tal, que aquí se intentará trabajar con las diferentes definiciones de un tema recurrente y necesario como el desarrollo sustentable y sostenible. Para ello se recorrerán las definiciones y formalizaciones en derredor de esta noción con el objetivo de realizar una bajada conceptual para la implementación práctica.

Dado que en algunos casos desarrollo sustentable y desarrollo sostenible pueden ser utilizados como sinónimos, o bien como dos ideas diferentes, lo que trataremos es de realizar un paneo por las definiciones que ofrecen diferentes instituciones para arrojar luz sobre la cuestión.

Veamos dos definiciones de dos entidades sobresalientes en el ámbito del desarrollo:

De acuerdo con el Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD, 2001)  “El desarrollo humano es crecimiento económico equitativo y sostenible, es además un concepto superior e incluyente en el sentido de que abarca los conceptos sinónimos de desarrollo sostenible, sostenibilidad y sustentabilidad, esto indica por consiguiente que todos y cada uno de los diferentes sectores (económicos, sociales, políticos y ecológicos, entre otros) deberían tener como meta el desarrollo humano y no sólo el económico”.

Para el PNUD el desarrollo humano es el concepto macro que estaría cobijando otras subcategorías como las de “desarrollo sostenible, sostenibilidad y sustentabilidad”, que la mismo tiempo funcionaría como sinónimos. Esta idea de desarrollo humano involucra diferentes aspectos que lo diferencia de lo que comúnmente se comprendía como desarrollo desde una mirada tecnicista, economicista o materialista. Aquí el valor supremo esta en el hombre y en conservar la armonía de su hábitat en todos los terrenos en los que se manifiesta.

Por otro lado, el IUCN (Instituto Internacional para la Conservación de la Naturaleza) da dos definiciones para pensar el desarrollo. En primer lugar, el desarrollo sostenible “se basa en el manejo y conservación de los recursos naturales en la orientación del cambio tecnológico e institucional, de tal manera que asegure la continua satisfacción de las necesidades humanas para las generaciones presentes y futuras”. En segundo lugar, el desarrollo sustentable toma a su cargo “el mejoramiento de la capacidad para convertir en un nivel constante de uso los recursos  físicos, a fin de satisfacer cada vez y en mayor medida las necesidades humanas”.

Hay una clave de lectura para las ideas definidas por el IUCN: la continuidad y la constancia. Cada uno por su lado y con sus atributos, lo sostenible y lo sustentable conjugan la variable planificación como el modo por excelencia de pensar el desarrollo. El trabajo con los recursos y su orientación tienen como condición una satisfacción que no sea en el presente sino que acoja el mediano y largo plazo.

Asimismo, una de las ideas-fuerza que tiene el modelo de desarrollo, que incluya la sostenibilidad y la sustentabilidad, es el trabajo que hay que realizar en todos los ámbitos en función de hacer compatible el modelo de desarrollo económico con el entorno ambiental y social. Una sociedad no se desarrollo solo con un boom económico, sino con un esfuerzo coordinado entre todos estos sectores. Lo económico, lo ambiental y lo social, no pueden pensarse unos separados de los otros, sino como una sinergia permanente, y es así donde toma sentido la variable tiempo. Lo sostenible y lo sustentable están, por sobre todas las cosas, indicando una línea temporal de desarrollo. Y al mismo tiempo un comportamiento ético y productivo en una línea humanista.

La ecuación que plantean las definiciones de “ecodesarrollo” por ejemplo guarda relación con la satisfacción de las necesidades básicas en un contexto de productividad y conservación de esta en el tiempo.

De esto se desprende que las definiciones que arrojan las organizaciones que estudian esta importante cuestión lo que acometen es dar con formalizaciones conceptuales que tengan un anclaje en las prácticas empresariales. La cooperación y la coordinación entre los factores económicos y sociales con los factores ambientales son la materia clave a comprender por todas las definiciones vistas. Y la posibilidad de planificar estrategias que sean eficaces y acordes con el modelo de desarrollo a implementar es sin duda la tarea fundamental. Hay muchas y diferentes empresas, por ejemplo en la actividad minera, que ya están realizando tareas dentro de lo que se llama el desarrollo sustentable junto con las comunidades donde tienen base de operación. Se trata de eso de definir conceptos rectores y realizar tareas ejemplificadoras.

Anuncios

Este discurso no será olvidado ( Pepe Mujica – Río+20 ) _ Sustentabilidad y desarrollo humano

Racionalidad Ética y Responsabilidad Social

Por Carlos Javier Delgado

Abogado. Responsable de Comunicaciones en Comunidad de Conocimiento. Escuela de Negocios de la Universidad Católica de Córdoba -Argentina

Así como hay libros que por una u otra razón siempre nos acompañan, la lectura con fines académicos consigue que haya también artículos por los que guardamos cierto afecto y a los que cada tanto volvemos para dar una ojeada. Tal es el caso del texto que quiero compartirles hoy: “La transformación de la ética de la racionalidad económica en Amartya Sen. Una recuperación de adam Smith“, de Marta Pedrajas.

“El supuesto fundamental de la economía moderna es que el comportamiento real es igual al comportamiento racional. De ello no es posible dudar, ya que suponer ‘irracionalidad’ en el comportamiento sería aún más complicado, como bien afirma Sen[1]. El punto de partida son, por tanto, seres racionales, el problema ahora es cómo caracterizamos esa racionalidad. Ésta puede tener un componente de interés propio, de egoísmo, de ventaja personal, de beneficio, de bienestar propio, etc., y entonces hablamos de racionalidad económica egoísta, propia del homo oeconomicus. Pero también puede considerarse que ese homo se mueve por algo más que su propio beneficio, que es capaz de actuar no sólo por simpatía, si no también por compromiso, por lealtad, por deber, por justicia y por toda una serie de valores éticos que existen, que efectivamente determinan el comportamiento y que son un potente componente de este comportamiento real y también racional. En este caso, podemos empezar a hablar de racionalidad ética.”

the idea of justiceSi bien puede haber quienes a priori (y con justa razón) consideren que este texto no guarda ninguna relación con el Derecho, espero que después de leerlo sea algo que permitan replantearse, pues, no en vano, la gran mayoría de los contratos privados de nuestro tiempo aún responden a una lógica jurídica que es hija de la teoría económica clásica de la elección racional; y sin embargo, como Pedrajas bien lo refiere a propósito del pensamiento de Sen (y del propio Adam Smith, inclusive), los seres humanos no necesariamente celebramos negocios jurídicos circunscritos exclusivamente en el ideal del costo – beneficio personal; algo que cobra un especial valor cuando nos planteamos la necesidad de analizar los ingredientes y consecuencias jurídicas de conceptos como la Responsabilidad Social Empresarial.

[1] Cf. J. Conill, Horizontes de economía ética. Aristóteles, Adam Smith, Amartya Sen. Tecnos, Madrid. 2004. (Cita de la autora).

* Por supuesto, un post que hace referencia a Amartya Sen y al Derecho, no podría menos que tener un enlace a alguna referencia bibliográfica sobre el concepto de Justicia de Amartya Sen (otro texto muy recomendado).

La mineria, el desarrollo sustentable y la comunidad

Concepto de Sustentabilidad

La sustentabilidad para una sociedad, significa la existencia de condiciones económicas, ecológicas, sociales y políticas, que permitan su funcionamiento en forma armónica en el tiempo y en el espacio. En el tiempo, la armonía debe darse entre esta generación y las venideras; en el espacio, la armonía debe darse entre los diferentes sectores sociales, entre mujeres y hombres y entre la población con su ambiente.

Un ejemplo de Sustentabilidad, es el que nos brinda la naturaleza: que ha sabido integrar el comportamiento biológico de millones de especies de flora y fauna, en un todo coherente; lo que le ha permitido garantizar su permanencia por miles de millones de años. Con el advenimiento del ser humano los impactos en la naturaleza ya no surgen únicamente a partir de necesidades biológicas, sino que abarcan toda una serie de instancias que surgen e influyen en la sociedad; por lo tanto la sustentabilidad debe abarcar tanto aspectos naturales como sociales.

desarrollo-sustentable

No puede haber sustentablidad en una sociedad cuando se están destruyendo o terminando los bienes de la naturaleza, o cuando la riqueza de un sector se logra a costa de la pobreza de otro, o cuando unos grupos reprimen a otros, o con la destrucción de culturas o razas, o cuando el hombre ejerce diversos grados de explotación, violencia y marginación contra la mujer. Tampoco podrá haber sustentablidad en un mundo que tenga comunidades, países o regiones que no son sustentables. La sustentabilidad debe ser global, regional, local e individual y en los campos ecológico, económico, social y político.
Leer más de esta entrada

“En el Desarrollo Económico Local, primero pensamos en la gente” Maestría en Gerencia Social de la PUCP

Crédito Pontificia Universidad Catolica del Perú Punto.edu

Francisco Alburquerque

Consultor internacional del BID, especialista en desarrollo económico local.

Conversamos con Francisco Alburquerque, quien estuvo en nuestro país para dictar un taller para profesores de la Maestría en Gerencia Social y que será docente de la nueva Mención en Gerencia del Desarrollo Económico Local, a dictarse a partir del próximo año, en coordinación con el Consorcio de Organizaciones Privadas de Promoción de Desarrollo de la Micro y Pequeña Empresa (COPEME).

¿Cuáles son los objetivos que persigue el Desarrollo Económico Local (DEL)?

Normalmente, cuando se habla de desarrollo se tiende a hacer una abstracción excesiva pensando en términos económicos del país (PBI, crecimiento, etc.), pero no se suele hablar sobre cómo esta situación afecta la calidad de vida de las personas de una localidad. En el DEL primero pensamos en la gente, vemos las potencialidades de su territorio y cómo se organiza su actividad productiva para generar empleo, mejorar sus condiciones de vida y proteger el medio ambiente donde habita.

Los conceptos de economía y medio ambiente se encuentran tradicionalmente enfrentados y en pro del “desarrollo”, uno prepondera sobre el otro.

Este antagonismo no es muy inteligente porque cualquier opción que destruya el medio ambiente no tiene futuro. Lo inteligente es regenerar el capital natural de manera sostenible; de lo contrario, estaremos perdidos. Normalmente, en el mundo empresarial, al hablar de medio ambiente se piensa en costos de producción elevados y menos ganancia, pero no en términos de innovación tecnológica organizativa o de producto diferenciado. Hay que trabajar haciendo propuestas coherentes a mediano y largo plazo.

¿Qué rol juega la innovación en la actividad empresarial?

Para mí, el desarrollo es sobre todo innovación, pero en el sentido más amplio, no solo tecnológica sino también social, organizativa, medio ambiental, institucional. Si deseas mejorar la forma cómo tratas a la naturaleza y conseguir un incremento sostenido de la productividad, tienes que innovar. Para ello, los municipios, las universidades y el mundo empresarial deben trabajar mucho más de la mano para mejorar la educación y crear plataformas de aprendizaje colectivo.

Entrevista completa en http://puntoedu.pucp.edu.pe/entrevistas/desarrollo-economico-local/

Mas información por favor : http://puntoedu.pucp.edu.pe/

Este discurso no será olvidado ( Pepe Mujica – Río+20 ) _ Sustentabilidad y desarrollo humano

FORETICA y La SGE 21: Gestión Ética y Responsabilidad Social

Por Luis Pareja Sedano

Cada vez más las organizaciones van articulando herramientas de gestión que les permitan generar valor, innovación y sostenibilidad. El reto de hoy, es como las adaptamos a nuestros sistemas y cultura empresarial con la finalidad de convertirnos en una empresa socialmente responsable

¿Qué es Forética?

Desde su creación en 1999, Forética ha jugado un papel clave en la difusión de la RSE en nuestro entorno. La participación en los principales foros de decisión a nivel nacional e internacional y la aportación de soluciones innovadoras para los retos de la gestión ética, han supuesto una contribución importante para el desarrollo de estrategias de responsabilidad social, tanto de grandes empresas como de pymes.

Forética es además:

  • Una organización multistakeholder, donde se trabaja conjuntamente para desarrollar un concepto de gestión ética y socialmente responsable fundamentado en el diálogo con todas las partes interesadas.
  • El referente en herramientas de gestión de la RSE integrales, que permiten la implantación, medición y verificación de valores y conductas de la empresa en sus operaciones y relaciones con el entorno.
  • Una fuente de conocimiento e innovación, fruto de una extensa red de empresas, académicos y expertos en RSE en distintos sectores.
  • Una plataforma de comunicación, benchmarking y fomento de la transparencia, que permite a los socios aumentar su eficacia en la difusión del compromiso real y demostrable con sus valores.

Tiene como misión fomentar la cultura de la gestión ética y la responsabilidad social dotando a las organizaciones de conocimiento y herramientas útiles para desarrollar con éxito un modelo de negocio competitivo y sostenible.

Redes Globales:

–       Forética publica desde 2006 el Informe de Progreso como organización firmante de la red del Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

–       Forética tiene una alianza estratégica con Social Accountability International y colabora en el desarrollo y la difusión de la Responsabilidad Social y en la formación de profesionales.

–       Forética forma parte de Global Reporting Initiative (GRI) como miembro Organisational Stakeholder (OS).

–       Forética es socio representante europeo de la red CSR360, Global Partner Network de Business in the Community (BITC).

Redes en América Latina

–       Red Fórum Empresa: Miembro afiliado a la red desde 2010.

–       Forética firmó en 2009 un convenio con el Instituto de Responsabilidad Social Empresarial de Ecuador (IRSE) para trabajar juntos por el fomento de la RSE en  Ecuador.

–       Forética firmó un convenio con SGS para la certificación de la norma SGE 21 en 17 países de Latinoamérica.

–       Forética es parte estratégico de los departamentos de extensión universitaria y posgrado de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile y Facultad de Comunicación, Turismo y Psicología de la Universidad San Martín de Porres (Lima, Perú).

Actualmente se viene posicionando en Europa y Latinoamérica y cuenta con una red con más de 140 organizaciones y más de 100 socios personales. Dentro de la asociación conviven empresas de todos los tamaños y sectores de actividad, además de asociaciones profesionales, organizaciones del tercer sector o académicos de reconocido prestigio, entre otros. (Ver: http://www.foretica.org/ )

foretica3

La SGE 21

cURSOS FORETICA  SG-21La SGE 21, Sistema de Gestión Ética y Socialmente Responsable, es la primera norma europea que establece los requisitos que debe cumplir una organización para integrar en su estrategia y gestión la Responsabilidad Social.

Dicho de otro modo, la SGE 21 es la primera herramienta que pone a disposición de las organizaciones una sistemática enfocada a la integración voluntaria de sus preocupaciones sociales y medioambientales en las operaciones comerciales y en las relaciones con sus grupos de interés.
Leer más de esta entrada