Sustentabilidad en el Desarrollo

La década de las preferencias en el campo de la inversión internacional

Petróleo, gas, industrias de la moderna competitividad, minerales, papeles de negocios, adquisición de activos en lejanos países? ¿Dónde está el negocio? Muchas de las corrientes inversionistas tienen una estructura de decisiones estratégicas, otras someten las decisiones a un estudio en las cadenas de valor y, otras, van por las grandes fusiones hacia la conformación de la empresa global. Las oscilaciones que se producen en los mercados bursátiles, la fuga de papeles de negocios en diferentes direcciones, la quiebra de gigantes de la economÌa mundial, la sofisticación del fraude en el manejo de la política contable, ha cambiado la faz del mundo de los negocios.

desarrollo-sustentableComo diría Alvin Toffler “Las tremendas oscilaciones en los precios del mercado bursátil han bombeado la vida fresca a un debate que hace tiempo se ha prolongado entre inversores, funcionarios gubernamentales, líderes empresariales y el público en todo el mundo desde Seul hasta San Pablo”, y se preguntarÌa luego: “¿Ha cambiado la nueva economía?”.

Diríamos que en las actuales circunstancias la sociedad global pasa por el momento más dificil de su historia, con coyunturas agudamente críticas y en un marco de relaciones aún insospechadas. Cohabitan diversos mundos en que las corrientes del pensamiento tienden a agudizar aún más la crisis que ha hecho explosión en la sociedad. Y como latinoamericanos, diríamos que vivimos la crisis en cada instante en que las acciones políticas dan muestra de una tremenda desorientación.

Hemos leído recientemente un enfoque aparecido en uno de los medios más prestigiosos del país. la revista Mercado, que al señalar sobre “La otra crisis del capitalismo” dice: “Esta no es la crisis esperada. O en todo caso no es la única. Al comenzar la década pasada, con el fin de la Guerra Fría y del mundo bipolar, apareció el gran debate de fin de siglo, el de la crisis interna del capitalismo, o mejor aún,  el del futuro del capitalismo”. Y sigue: “Desde el punto de vista de la distribución del ingreso hay dos tendencias preocupantes: La primera es la desigualdad. Cada vez es mayor el número de personas que está económicamente peor que antes. Esto ocurre en todos los paÌses, en todas las industrias y en todas las categorías de ingreso. Hay una brecha creciente en la distribución de los asalariados. No sólo crecen las desigualdades entre grupos. Dentro de un mismo país hay trabajadores que ganan más que otros que tienen el mismo nivel de preparación”.

“La segunda tendencia, – dice Mercado -,  es la caída de los salarios,  para la mayoría de la gente los sueldos están bajando. Aquí tampoco hay grupo que se salve. Para principios de la década del noventa, el salario real del varón cayó para todas las edades, para todas las industrias, ocupaciones y nivel educativo. Y lo que más sorprende es que los salarios caen aún en economías cuyo PBI está en alza”.

Este panorama, que está embanderado en todas las corrientes de opinión y que forma parte de las grandes discusiones de los foros internacionales,  en los cónclaves de la Organización Mundial de Comercio, en las reuniones del Grupo de los Siete y, fundamentalmente, en el Foro Económico de Davos, forma parte del futuro desarrollo económico mundial. Dijo Francis Fukuyama, el pensador que escribió “El fin de la historia”, que “El gran desafÌo de los próximos años se puede sintetizar en los disturbios ocurridos en Seattle durante la última reunión de la Organización Mundial de Comercio – OMC . En el futuro cercano el conflicto dominante será por el manejo de la globalización”.

Los fundamentos del desarrollo

El desarrollo, tal como venimos analizando en estas notas, está enfocado sobre la base del pensamiento económico de la actualidad, cuya concepción parte de premisas efinidas, particularmente en la década de los años noventa. Se centra en el desarrollo económico de América Latina y, de una manera particular, en el desarrollo de la minería. Y esto tiene mucho que ver con los rumbos de la política internacional.  Hemos sido sorprendidos frecuentemente por los cambios de rumbo en este dificil camino del desarrollo y hemos logrado entender que, como sociedad, debemos asumir responsabilidades siguiendo estos acontecimientos de una manera inseparable de la realidad.

Debemos entender también que los años del liderazgo convincente, que sostenÌa el idealismo y la utopia,  han quedado atrás y que hoy vivimos una constante del desafío que significa asumir el papel de productores competitivos de materias primas en general y, en particular, de lo que en cada país o en cada región, se ha venido mostrando una inclinación hacia la especialización en la monoproducción de determinado producto primario.

Sin embargo, predomina en el campo del desarrollo, aún en nuestra región poco comparable con los países centrales, las corrientes ideológicas de la globalización,  en las que estamos embarcados todos los países en general, cualesquiera sean sus condiciones culturales, sociales e incluso económicas, aspecto que es lo que en realidad, deseamos desarrollar frente al retraso histórico regional.

¿Qué camino elegimos nosotros?

Elegimos el camino del comportamiento racional, del entendimiento en que se fundan los nuevos escenarios del desarrollo. América Latina apareció en el curso que había tomado la globalización, se aceptaron las reglas internacionales en el marco de las Naciones Unidas, la Organización Mundial del Comercio y se aceleraron los tiempos de actualización de las vías de la democracia y la institucionalidad. Se aconsejaba en círculos de inversión y desarrollo que, América Latina, debía tomar muy seriamente la necesidad de revisar sus estrategias económicas  a mediano plazo y que pusiera énfasis en la educación, la mano de obra calificada,  por cuanto la inversión se desplazaba en esa dirección. Y así lo hicimos – estamos en ese camino – pese a la crisis.

Siguiendo ese camino, América Latina se encontraba hacia finales del Siglo XX en pleno proceso de superar las adversas influencias de la economía internacional, que condicionaban las políticas económicas aplicadas y el desempeño de los países. La constante caída de los productos básicos – minerales principalmente –  así como la inestabilidad y el deterioro de las condiciones del financiamiento externo, se tradujeron en una transferencia neta de recursos negativa de toda la región. Se asistía de esta manera a situaciones más graves aún, principalmente en el campo de la producción con el consiguiente agravamiento del desempleo.

En su informe económico CEPAL señala que, al ingresar al Siglo XXI, América Latina se encontraba frente al agravamiento de sus condiciones económicas y sociales, que aceleraban el desempleo y la pobreza. Que la crisis financiera internacional seguía siendo el factor dominante de las tendencias económicas de la región y que el brusco descenso de las entradas de capital, unido al alto volumen de pagos al exterior por conceptos de intereses y dividendos,se tradujo en una transferencia negativa. A la vez, el bajo precio de los productos básicos – con excepción del petróleo – junto con la caida del comercio intraregional en América del Sur, provocaron una disminución de los ingresos provenientes de las exportaciones en muchos países.

¿Qué hacer?

Documentos del Banco Mundial reflejaron en la realidad de las relaciones internacionales la situación de desigualdad que venía tejiéndose en la actividad comercial del mundo entero. En este panorama se proponía considerar el desarrollo desde una nueva perspectiva, donde se tengan en cuenta las diferencias de conocimientos entre unos y otros países, e incluso, dentro de un mismo país, y observar los problemas de información que socavan los mercados y obstaculizan la intervención estatal.

Estas diferencias y deficiencias – se decía – son particularmente acusadas en los países más pobres y actúan precisamente en detrimento de los más necesitados. El principio general de que las instituciones deben actuar aprovechando sus ventajas actuales que, comparadas con el pasado, son muchos más evidentes, parecería indicar que el sector público debería – o debe – centrar la atención en las actividades que el sector privado no puede realizar. Es decir, el Estado debe concentrarse en actividades cuyo efectos secundarios revistan especial importancia, que tengan características de bien público o que traten de dar solución a los problemas de distribución. Hemos señalado recientemente que el Estado debe asumir un rol conductor, teniendo en consideración que la mundialización y la gestión de los asuntos públicos no han evidenciado hasta hoy una distribución  equitativa de sus beneficios por lo que provoca reacciones negativas.

¿Cómo nos encontramos hoy?

La stuación en diversas regiones del mundo es conflictiva. Nos dice  Joseph E. Stiglitz, – premio Nobel de Economía 2001 –  que “los alborotos y las protestas contra las políticas y las medidas de las instituciones de la globalización no son desde luego una novedad. Durante décadas los pueblos del mundo subdesarrollado se han rebelado cuando los programas de austeridad impuestos en sus países han sido demasiados severos, pero sus quejas no solían tener eco en Occidente. Lo nuevo  hoy es la ola de condenas en los países desarrollados”.

Y las diferentes manifestaciones de crisis en los países de América Latina tienen su origen en este escenario de la economía mundial. Nuestro país entró en crisis, no sólo porque se quiso cambiar de modelo, sino porque no encontraba alternativas en el marco de la economía mundial cuyas consecuencias gravitaban enormente sobre los esfuerzos por sostener un modelo económico. Su cambio, sin embargo, requería el establecimiento  de pautas económicas que favorecieran el crecimiento y detener los avances de la marginalidad, el desempleo y la pobreza. Como puede observarse, se hizo todo lo contrario y esto produjo la crisis más dificil de la historia.

Recurrimos a las definiciones de Gabriel Rubistein – periodista de Noticias – para resumir la situación en que nos encontramos. Dice, entre otros conceptos que, “Mantener a salvo la Convertibilidad, a salvo los ahorros de la gente, a salvo la capacidad de mantener accesos al crédito a empresas y particulares, hacer las cosas de modo que el Estado pudiese volver a ser sujeto de crédito, todas esas cosas eran muy difíciles de hacerlas, y muy difíciles hacia fines del año 2001. Requerían de mucha idoneidad, mucha capacidad de ejecución, mucho entendimiento de nuestro Congreso y del Ejecutivo. Pero mucha más capacidad aún se necesitaba para terminar con el mal llamado “modelo”. ¿Fue así? No, fue una tremenda y desafortunada improvisación. Así quedamos y así estamos.

Evidentemente, tenemos que cruzar estas barreras de la incertidumbre y la desazón y encontrar mejores circunstancias, refugiarnos en aquellas ideas que generan quienes bregan por encontrar alternativas de solución para estos problemas que se debaten en diferentes regiones del mundo.

¿Quieres trabajar en la RSE?: una guía para empezar

Hace un par de años me encontré con el post : So you want to work in CSR? de Michelle Bernhart, en el que ofrece una serie de recomendaciones para aquellas personas que están interesadas en adentrarse por primera vez en el vasto y maravilloso mundo de la RSE. Sus recomendaciones me parecen muy útiles, y con el permiso de Michelle me he permitido realizar una traducción libre de aquel post incluyendo algunas notas para nuestro contexto hispanohablante (estos van en azul). escalera_color

1. Leer: El campo ofrece una vertiginosa gama de boletines de noticias, artículos y libros. Empezar por suscribirse a boletines como EC Newsdesk, Environmental Leader, Business Green.com, SustainLane, and Circle of Blue, así como los publicados por el Consejo Mundial Empresarial para el Desarrollo Sostenible, el Global Reporting Initiative, y el Boston College Center for Corporate Citizenship. Echar un vistazo a los libros de la biblioteca, leerlos en línea. Un buen comienzo incluye títulos como: Green to Gold de Daniel Esty y Andrew Winston (2nd ed. 2009); Capitalism at the Crossroads: Aligning Business, Earth, and Humanity de Stuart Hart (2007); Mid-Course Correction: Toward a Sustainable Enterprise (The Interface Model) de Ray Anderson (1999); The Ecology of Commerce de Paul Hawken (1993); y Cannibals with Forks: Triple Bottom Line of 21st Century Business de John Elkington (1999).

Se puede encontrar una interesante variedad de boletines de noticias y de blogs en español enfocados en la responsabilidad social empresarial. Entre los boletines se encuentran los de Prohumana, Acción RSE, Forética, Xertatú, Ecología y Desarrollo, Iarse, Comunicarse y Vincular. El Nodo digital de la RSE convoca a blogueros de diferentes países de América Latina. Con respecto a los libros, muchos de los citados por Michelle no están disponibles en español. Sin embargo, en español se pueden encontrar varios libros interesantes. Hace unos meses Fernando Legrand realizó una reseña sobre algunos libros indispensables para las bibliotecas de RSE.

2. Redes: al igual que las publicaciones, el número de conferencias de RSE es creciente. En los Estados Unidos se pueden chequear BSR, Women’s Network for a Sustainable Future, and Net Impact, todas estas tienen lugar en otoño de este año. Los canadienses se beneficiarán de asistir a la cumbre CBSR (noviembre de 2009). En Europa, las oportunidades son abundantes. La conferencia del GRI en Amsterdam es siempre un ganador. Se puede estar al día con las otras conferencias europeas mediante la inscripción en la alerta de eventos.

3. Aprovechar los medios de comunicación social: Una vez más, no faltan aquí. JustMeans es mi lugar favorito para la creación de redes con otros profesionales de la RSE y la sostenibilidad, pero también existen otros como Development Crossing. Twitter es útil para aprender y para conectarse con profesionales de la RSE. Buscando #rsc, #sostenibilidad , #verde, #etica y con otras etiquetas similares se puede identificar las mejores personas para reunirse y seguir. La blogosfera no está en silencio sobre la RSE. Se puede iniciar con Fast Company, Apesphere, y Green Economy Post, y moverse hacia otros lugares.

Hace un tiempo se publicó por aquí una breve reseña de algunas redes de RSE en español, en el que se mencionan grupos de facebook, y algunas de las redes colaborativas mas grandes. En lo que respecta a twitter, la etiqueta #rse está ganando cada vez mas fuerza entre los tuiteros de la RSE en español.

4. Unirse y dirigir: Tiene su comunidad una cámara de comercio centrada en la sostenibilidad?. Un grupo de lideres locales de la sostenibilidad?. Comités de sostenibilidad o RSE dentro de las asociaciones profesionales o grupos de desarrollo? Si no, inicia uno! Créeme: si lo construyes, ellos vendrán.

5. Regresa a la Escuela: Muchos de los líderes de hoy de la RSE son autodidactas, que han entrado al campo desde disciplinas relacionadas, como ciencias medioambientales, ingeniería, comunicaciones, recursos humanos, y calidad. Pero las escuelas de negocios han acogido y ahora ofrecen planes de estudio y grados más centrados en la sostenibilidad.

Además de las ofertas presenciales que muchos centros educativos tienen, existe un Centro de Educación Virtual Ejecutiva en Responsabilidad Social Empresaria de América Latina denominado CapacitaRSE. La oferta de este es muy variada y aborda diferente temas relacionados con la RSE.

6. Rejuvenezca su experiencia: ¿Lideró en su compañía la iniciativa de en la década de 1990? ¿Ha estado involucrado en los programas de reclutamiento y retención? ¿Participó usted en la elaboración del código de conducta, ética política, o compromiso con el medio ambiente? Si no, trate de participar en esas iniciativas ahora para comenzar a construir su comprensión de la RSE y mejorar su experiencia.

7. Mostrar la iniciativa! Inicie una campaña ecológica en su oficina, iglesia, o en la comunidad. Traiga oradores invitados para la hora del almuerzo o en las sesiones en el atardecer. Establecezca un sistema de seguimiento local de las mejoras ambientales en agua, energía y uso de materiales o del voluntariado local. Aprenda a calcular la huella de carbono. Tome un curso sobre auditoría de la energía y empiece a ayudar a sus vecinos a evaluar su rendimiento de energía. Conozca mas sobre Leadership in Energy and Environmental Design (LEED) y considere la posibilidad de tomar el examen para convertirse en un profesional acreditado por LEED.

Comience a hacer un nombre para sí mismo como un defensor de la sostenibilidad y otros lo verán de esa manera también.

Reproducido con permiso de The EthiSpot blog (http://ethispot.x.iabc.com). Copyright 2009 True Blue Communications LLC. Ver el post original en este enlace.

La imagen que acompaña este post es tomada de la galería de Saul Landell en flickr.

Ier Foro Peruano Nórdico de Minería, Medio Ambiente & Desarrollo Sostenible

Los países nórdicos representan para el Perú múltiples alternativas y oportunidades en términos de intercambio comercial, tecnológico y de conocimiento, con una gran fortaleza en el importante desarrollo de tecnologías limpias y aprovechamiento sostenible de recursos. Asimismo, albergan empresas líderes de equipos mineros en el mundo en tanto poseen una gran experiencia en el campo de exploración y minería.

DESAYUNO EMPRESARIAL
JUEVES 18 DE ABRIL
8h00
HOTEL EL PARDO DOUBLE TREE

Ultimos cupos…

Informes e Inscripciones: ccpn@camaranordica.org.pe

La Hora del Planeta sábado 23 de marzo

La Hora del Planeta

La hora del planetaEs un gesto simbólico, y a su vez el mayor movimiento ambiental en la historia.Consiste en apagar las luces durante una hora, para demostrar así que cada uno de nosotros podemos tener un impacto positivo en la lucha frente al cambio climático. Y esta vez, queremos llevar La Hora del Planeta, más allá de la hora, generando cambios y compromisos a largo plazo.“Es uno de los movimientos sociales más grandes jamás vistos por la humanidad”. (Desmond Tutu, Premio Nobel de La Paz)

RESULTADOS 2007: 2,2 millones de personas en Sydney, Australia apagan sus luces como un llamado a la acción frente al cambio climático 2008: 50 millones de personas participan alrededor del mundo 2009: 1000 millones de personas se suman a La Hora del Planeta 2010: 1800 millones de personas participan consolidando el mayor movimiento ambiental 2011: Se lleva La Hora del Planeta más allá de la hora 2012: Se rompen todos los récords, y se reta a todo el mundo a salvar el planeta.Perú, un líder global En 2009, Perú participó por primera vez, y esta se convirtió en la campaña ambiental más grande y mediática en nuestra historia, estimándose una participación de 8 millones de peruanos y convirtiendo a nuestro país en un líder global. En años siguientes, el mensaje se extendió involucrando a centros poblados y empresas líderes a nivel nacional, e incluso al Presidente, quien participó públicamente.

¿Cuándo y cómo será La Hora del Planeta 2013?

La sexta edición de La Hora del Planeta será el sábado 23 de marzo de 2013 a las 8: 30 p.m., hora local.

WWF Perú está impulsando esta iniciativa en estrecha coordinación con autoridades, empresas y medios de comunicación para que hogares, negocios y ciudades apaguemos nuestras luces y artefactos eléctricos demostrando el compromiso de todos los peruanos con el cuidado de nuestro planeta.

Pero, sobre todo, estamos invitando a que cada uno de los peruanos se comprometa a hacer más por nuestro planeta cada uno de los días del año.

RETA AL MUNDO A SALVAR EL PLANETA

Reta al mundo para salvar el planeta. Esta vez, cada uno de nosotros: estudiantes, trabajadores, empresarios, amas de casa y autoridades, sin distinción de ningún tipo, debemos comprometernos a converir el apagado de luces durante La Hora del Planeta, en el primer paso simbólico para salvar el planeta. Y tú ¿qué vas a hacer para salvar el planeta?.

Este planteamiento busca retar, de manera positiva y divertida, a empresas, autoridades y población en general para que asuman compromisos tangibles, poniendo así el poder del cambio en las manos de la gente.

Así, se busca aprovechar la potencia de La Hora del Planeta como vehículo para llevar los temas ambientales al “mainstream” público.
Leer más de esta entrada

6 de Marzo entrada Gratuita -PUCP Introduciendo las Políticas Públicas sobre Cambio Climático en la Estrategia de Desarrollo Sostenible | Agenda

Introduciendo las Políticas Públicas sobre Cambio Climático en la Estrategia de Desarrollo Sostenible 

  • Fecha:
    6 de marzo del 2013
  • Modalidad: 
    Ingreso libre

Es prioritario que el tema de cambio climático deje de ser considerado un tema ambiental y pase a integrarse al tema de desarrollo nacional. Partiendo de esta premisa, se requieren una serie de políticas, planes, estrategias, programas, proyectos y actividades orientadas a la reducción de la vulnerabilidad y a la aplicación de medidas efectivas y sostenibles de adaptación y mitigación. En este sentido el seminario “Introduciendo las Políticas Públicas sobre Cambio Climático en la Estrategia de Desarrollo Sostenible” busca repasar las políticas públicas establecidas y el avance en su ejecución, asimismo, se mostrarán casos de estudio de la introducción de tecnología apropiada.

Evento organizado por el Instituto de Ciencias de la Naturaleza, Territorio y Energías Renovables y el Grupo de Telecomunicaciones Rurales de la Pontificia Universidad Católica del Perú, en el marco del proyecto CELA.

Mesas temáticas

  • Planificación pública frente al impacto económico del cambio climático.
  • REDD+ e Investigación frente al cambio climático
  • Tecnología frente el cambio climático
  • Reducción del riesgo de desastres y energías renovables

Informes

Instituto de Ciencias de la Naturaleza, Territorio y Energías Renovables (INTE-PUCP)
Web: http://www.inte.pucp.edu.pe

Grupo de Telecomunicaciones Rurales
Web: http://gtr.telecom.pucp.edu.pe/

Distribucion y Utilización Canon Minero – Contraloría General de la Republica Perú 2012

Publica José Rivera Vila – Canon Minero

El Gobierno Peruano busca apoyo del Banco Mundial para entrar al mercado del carbono

El gobierno de Perú ha solicitado el apoyo técnico y financiero del Banco Mundial a sus planes de estudiar la adopción de un sistema de comercio de emisiones de gases de efecto invernadero, a través de una iniciativa de es enridad bancaria, la Alianza para la Preparación del Mercado (PMR, por sus siglas en inglés), iniciativa que proporciona financiamiento y asistencia técnica a los países para explorar las herramientas del mercado para reducir sus emisiones de carbono.

Perú ha recurrido al PMR a la vez que al sistema de comercio de emisiones europeo, el mayor mercado mundial de carbono. El país andino es el 16º en entrar en esta iniciativa del Banco Mundial.
Perú ha solicitado apoyo en la investigación y diseño de una ETS (sistema de comercio de emisiones), que incluya el tipo adecuado, alcance y escala. El país también quiere evaluar mecanismos complementarios, como la mayor escala de acreditación.
Si es aceptado el pedido, Perú sería el sexto país latinoamericano en tener el apoyo del PMR para evaluar los mecanismos de mercado para reducir las emisiones, junto a Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica y México.
El gobierno peruano ha asegurado que estudiará la forma de utilizar los mecanismos de mercado en tres sectores importantes: el uso del suelo, el transporte y la energía. Perú tiene el 13 por ciento de la selva amazónica, unas 70 millones de hectáreas, y aunque el 50 por ciento de sus emisiones provienen de la utilización del suelo y la deforestación, una parte creciente de las emisiones provienen de los sectores de energía y transporte.
Las autoridades peruanas también han dejado saber que quieren establecer un sistema de monitoreo, reporte y verificación (MRV) para rastrear las emisiones, con un sistema de registro de acuerdo con las exigencias de los mercados internacionales de carbono.
Incremento en la emisión de gases Debe destacarse también que el crecimiento económico sostenido del país está generando un incremento en la emisión de gases de efecto invernadero de algunos sectores como la energía y la agricultura, según aseguró el viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente, Gabriel Quijandría.
“Esto es lógico y era esperable, por el enorme crecimiento que ha venido teniendo el país en términos generales, el PBI ha venido creciendo a tasas de alrededor del 5% a 6% anual en los últimos 10 años y lo que tenemos es básicamente el crecimiento fuerte de la actividad productiva, que genera a su vez una necesidad mayor de producción energética”, señaló.
Más información: www.bancomundial.org

Fuente: Energía Renovable América