¿ La Responsabilidad Social Empresarial y sus enfoques?

Por: Luis Pareja Sedano

En la actualidad, el desarrollo y la globalización han incrementado la exigencia social de un comportamiento empresario más responsable.

Cada vez con mayor frecuencia, las empresas son vistas como ciudadanos corporativos[1] (empresas que cuentan con derechos y responsabilidades sociales básicas, éticas, laborales y medioambientales, que van más allá de la maximización de ganancias de corto plazo) por sus stakeholders (grupos de interés relacionados con la empresa), quienes vigilan y presionan a las compañías para que éstas avancen en el ámbito de la RSE, de manera tal, de asegurar su permanencia dentro del mercado.

_innovacion-social_Tradicionalmente, se consideran dos grandes enfoques de la Responsabilidad Social Empresarial que corresponden a la posición Liberal y Social, entre los cuales coexisten otros, que pueden clasificarse en diversas posiciones intermedias, los que serán revisados destacando aspectos que nos permitan congregar un enfoque integrado y de aplicación respecto al desempeño actual de las empresas en el ámbito relativo a estas prácticas.

La posición Liberal, es defendida principalmente por Milton Friedman, la cual postula que “existe una y sólo una responsabilidad social de la empresa, que es usar sus recursos y energías en las actividades diseñadas para incrementar sus beneficios, siempre y cuando permanezca dentro de las reglas del juego, es decir, esforzarse por una libre y abierta competencia, sin engaños ni fraudes”, apoyándose en la teoría de “la mano invisible” de Adam Smith, que señala que la interacción de los individuos en el mercado, guiados por sus propios intereses conducirán al bienestar general de la manera más efectiva y eficiente que si cualquier otra entidad o institución quisiera intervenir en esta dinámica. En este sentido, plantea a la doctrina de la RSE como fundamentalmente subversiva, pues distorsiona el funcionamiento del mercado generando ineficiencias en la asignación de los recursos disponibles.

La posición Social, en cambio, está basada en una naturaleza de la empresa mucho más amplia, en la que incorpora la relación de la entidad con diversos grupos e instituciones que integran el contexto social. En este ámbito, se visualiza a la empresa como un nuevo centro socializador que será responsable no sólo de las ganancias de los accionistas, sino que también del bienestar de la sociedad en la que se desenvuelve. Este enfoque se apoya en los planteamientos de Archie Carroll[2], quien manifiesta que el accionar de las empresas se ha enmarcado dentro de cuatro categorías progresivas de RSE referentes al desempeño económico, legal, ético y discrecional[3]. La primera de ellas es de índole económica, pues al producir de manera eficiente generará riqueza, contribuyendo así, al desarrollo nacional, esperando que su desempeño se supedite a las leyes y reglamentos establecidos, con el fin de normar y regular su campo de acción, así como también a las normas éticas y valóricas establecidas socialmente; deseando además, que en un nivel superior tenga orientaciones filantrópicas impulsadas por el interés corporativo con el fin de dar ayuda y solución a problemas de orden social. Estas cuatro categorías dan un lineamiento de las expectativas que la sociedad, en general, tiene del sector empresarial o las mismas corporaciones.

Los planteamientos intermedios a estos, corresponden a los enfoques: Iluminado del Self-Interest; de las Instituciones Sociales; de la Moral Personal; Legal; de la Ciudadanía Empresarial; de los Stakeholders; basado en la Virtud; y el Teológico o Religioso. De estas visiones, se ha considerado algunos aspectos de cuatro de ellos, los cuales se apoyan y confluyen a la creación de un enfoque más amplio, orientado a la aplicación actual de las políticas socialmente responsables.

De acuerdo al “Enfoque de los Stakeholders”, las responsabilidades de la empresa no sólo se limitan a los accionistas, sino que involucra un grupo más amplio denominado “stakeholders”, en el cual se encuentran todos aquellos grupos en los que impactan las actividades de la empresa, quienes permiten su existencia y además el logro de los objetivos de la misma, correspondiente a la maximización de las ganancias, tal como señala Elizabeth Vallance[4] quien plantea que “el propósito de los empresarios es la maximización del owner value de largo plazo”, que corresponde al valor de la empresa en términos de los beneficios de largo plazo reportados a los accionistas. Por esto, mantener buenas relaciones con los stakeholders, y como manifiesta Sir Geoffrey Chandler[5], contar con guías éticas que regulen las actividades empresariales, darán las pautas de sobrevivencia de la organización en un entorno competitivo en el largo plazo, ayudando a la consecución del objetivo empresarial.

En un sentido similar, el “Enfoque iluminado del Self-Interest”, desarrollado por Aram[6]; Arlow y Gannon[7]; y Mescon y Tilson[8], plantea ala RSE como una estrategia que ayuda a alcanzar el éxito o la maximización de beneficios, al promover una respuesta positiva por parte de la sociedad a cambio de tales prácticas. Sin embargo, para que esto ocurra será necesario que la comunidad conozca el comportamiento corporativo responsable de la empresa, lo cual demandará un análisis exhaustivo frente a los costos asociados a las iniciativas responsables y su comunicación, versus los potenciales beneficios que se podrían alcanzar, en el entorno de un contexto competitivo. Es así, como la comunicación del compromiso y actividades en materia de responsabilidad social que mantienen las empresas, se convierte en una pieza fundamental para la maximización de los beneficios; siendo relevante considerar qué comunicar, cómo y a quién. Para lograr una comunicación efectiva[9], existen elementos esenciales a considerar como la credibilidad y la transparencia de lo que se está informando, considerando también que se debe comunicar de forma simple eventos pasados que hayan sido exitosos, diseñando especialmente estrategias comunicacionales para cada stakeholders.
Leer más de esta entrada

Anuncios

Responsabilidad Social: FORETICA

Forética es actualmente una de las asociaciones más importantes y gravitantes en el terreno de la Responsabilidad Social Empresaria (RSE). En la extensión de estas líneas intentaremos ilustrar la labor de esta asociación, desde su época de gestación y desarrollo hasta llegar a su vital presente donde visualizaremos algunos de los puntos clave de su Plan Estratégico 2006 – 2007.

Fundamentalmente, la tarea de Forética es poner a disposición de organizaciones y empresas recursos humanos, materiales y tecnológicos con el objetivo de generar conocimiento y conciencia alrededor de la responsabilidad corporativa. Forética cuenta con un grupo de expertos en consultoría y certificadoras conformando equipos de calidad en servicios.

Historia de Forética

Corría el año 1999 cuando durante el desarrollo del X Congreso de Empresas de Calidad de Barcelona emergió, de un grupo de directivo y lideres de opinión, una innovadora iniciativa: como es posible poner en valor una cultura de empresa basada en la responsabilidad de todos sus miembros frente al conjunto de la sociedad y el entorno. Así fue cómo se construyó el primer peldaño en el que esta asociación sin fines de lucro se asienta hoy, siete años después. Como desarrollar una cultura corporativa cuyo cimiento sea la responsabilidad ante la sociedad en su conjunto.

Los equipos de trabajo conforman un foro multidisciplinar del que participan un variado número de profesionales, académicos, empresas y ONG´s con la mira puesta en impulsar una gestión responsable. El primer logro de la asociación se asentó en la elaboración de la Norma de Empresa SGE 21, documento que recoge el primer sistema de gestión de la responsabilidad social europeo que permite, de manera voluntaria, alcanzar una certificación. Los principios que guiaron desde siempre el trabajo de Forética persiguen la calidad y la transparencia con una voluntad no excluyente, abierta y participativa. Esto le ha conferido prestigio internacional, reconocimiento y notoriedad.

Plan Estratégico 2006 – 2007

Para este bienio se trazaron las directrices cardinales que puede llevar adelante cualquier organización: Misión, Visión, Valores. Y se apuntaron los objetivos a cuatro líneas de acción diferentes, pero complementarias: crecimiento selectivo hasta lograr una masa crítica, posicionamiento de marca, búsqueda de alianzas institucionales y orientación a la excelencia en las operaciones.

Dos objetivos claves trazó Forética: constituirse en un referente en servicios de valor aunados a la Responsabilidad Social de las Organizaciones; y ser percibido como un gestor de conocimiento, a través del aporte estratégico de los socios, profesionales, académicos, y de los equipos técnicos. Uno de los aportes sociales mas importantes es lograr trazar puentes entre las cuestiones globales y las locales en pos de que todos los sectores sociales se sientan incluidos.

Un sistema de gestión de la Responsabilidad Social busca conceder a las organizaciones una serie de instrumentos prácticos que le permitan planificar, monitorear y evaluar el avance de las relaciones de la empresa con todas las sectores intervinientes (stakeholders), teniendo en cuenta los valores compartidos por la organización. Estos valores traen consigo un componente ético y subjetivo, que no hace fácil el análisis e interpretación de su grado de cumplimiento. Es por ello que los sistemas de gestión intentan garantizar la integración estratégica de los mismos en las operaciones, a través de un enfoque de procesos, evaluaciones y planes de mejora.

En suma, Forética ha llevado adelante toda una cantidad de normas, guías y documentos formales que configura el Sistema de Gestión Ética y Responsabilidad Social, SGE; en el interior de este sistema se halla la Norma de Empresa SGE 21, que consta de un documento marco cuyo fin es evaluar y verificar los compromisos adquiridos por la alta dirección en materia de responsabilidad social.

FORETICA y La SGE 21: Gestión Ética y Responsabilidad Social

Por Luis Pareja Sedano

Cada vez más las organizaciones van articulando herramientas de gestión que les permitan generar valor, innovación y sostenibilidad. El reto de hoy, es como las adaptamos a nuestros sistemas y cultura empresarial con la finalidad de convertirnos en una empresa socialmente responsable

¿Qué es Forética?

Desde su creación en 1999, Forética ha jugado un papel clave en la difusión de la RSE en nuestro entorno. La participación en los principales foros de decisión a nivel nacional e internacional y la aportación de soluciones innovadoras para los retos de la gestión ética, han supuesto una contribución importante para el desarrollo de estrategias de responsabilidad social, tanto de grandes empresas como de pymes.

Forética es además:

  • Una organización multistakeholder, donde se trabaja conjuntamente para desarrollar un concepto de gestión ética y socialmente responsable fundamentado en el diálogo con todas las partes interesadas.
  • El referente en herramientas de gestión de la RSE integrales, que permiten la implantación, medición y verificación de valores y conductas de la empresa en sus operaciones y relaciones con el entorno.
  • Una fuente de conocimiento e innovación, fruto de una extensa red de empresas, académicos y expertos en RSE en distintos sectores.
  • Una plataforma de comunicación, benchmarking y fomento de la transparencia, que permite a los socios aumentar su eficacia en la difusión del compromiso real y demostrable con sus valores.

Tiene como misión fomentar la cultura de la gestión ética y la responsabilidad social dotando a las organizaciones de conocimiento y herramientas útiles para desarrollar con éxito un modelo de negocio competitivo y sostenible.

Redes Globales:

–       Forética publica desde 2006 el Informe de Progreso como organización firmante de la red del Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

–       Forética tiene una alianza estratégica con Social Accountability International y colabora en el desarrollo y la difusión de la Responsabilidad Social y en la formación de profesionales.

–       Forética forma parte de Global Reporting Initiative (GRI) como miembro Organisational Stakeholder (OS).

–       Forética es socio representante europeo de la red CSR360, Global Partner Network de Business in the Community (BITC).

Redes en América Latina

–       Red Fórum Empresa: Miembro afiliado a la red desde 2010.

–       Forética firmó en 2009 un convenio con el Instituto de Responsabilidad Social Empresarial de Ecuador (IRSE) para trabajar juntos por el fomento de la RSE en  Ecuador.

–       Forética firmó un convenio con SGS para la certificación de la norma SGE 21 en 17 países de Latinoamérica.

–       Forética es parte estratégico de los departamentos de extensión universitaria y posgrado de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile y Facultad de Comunicación, Turismo y Psicología de la Universidad San Martín de Porres (Lima, Perú).

Actualmente se viene posicionando en Europa y Latinoamérica y cuenta con una red con más de 140 organizaciones y más de 100 socios personales. Dentro de la asociación conviven empresas de todos los tamaños y sectores de actividad, además de asociaciones profesionales, organizaciones del tercer sector o académicos de reconocido prestigio, entre otros. (Ver: http://www.foretica.org/ )

foretica3

La SGE 21

cURSOS FORETICA  SG-21La SGE 21, Sistema de Gestión Ética y Socialmente Responsable, es la primera norma europea que establece los requisitos que debe cumplir una organización para integrar en su estrategia y gestión la Responsabilidad Social.

Dicho de otro modo, la SGE 21 es la primera herramienta que pone a disposición de las organizaciones una sistemática enfocada a la integración voluntaria de sus preocupaciones sociales y medioambientales en las operaciones comerciales y en las relaciones con sus grupos de interés.
Leer más de esta entrada

-”Si supiera que el mundo se ha de acabar mañana, yo hoy aún plantaría un árbol”. Martin Luther King

CARTEL_Encuentrosdedited

MUNDO SOSTENIBLE

-”Si supiera que el mundo se ha de acabar mañana, yo hoy aún plantaría un árbol”. Martin Luther King

“El éxito va ligado a la unión de fuerzas e ideas, de allí parte el beneficio y desarrollo de todas las comunidades” . Juan Guillermo Arenas Marin

La Responsabilidad Social y la Norma ISO 26000

Desarrollo Minero, RSE y los nuevos escenarios

Frente a los nuevos escenarios y cambios en las percepciones sociales, las empresas actuales enfrentan, básicamente, tres desafíos:

1. Generar valor para el accionista en una etapa de altos niveles de competitividad, violentos ajustes mundiales de precios y costos, producto de los saltos tecnológicos, de la circulación de grandes masas de capital a la velocidad de la luz y, a la cada vez más compleja y fragmentada estructura de los mercados, todos hechos que aumentan el riesgo y la incertidumbre internacional.

2. La necesidad de tramitar confianza a consumidores e inversionistas en un período en que se han producido escándalos corporativos, fraudes contables en lo privado y casos de corrupción en el ámbito de lo público, ofreciendo respuestas que ayuden a consolidar una imagen reforzada de responsabilidad, transparencia e integridad ética de las empresas.

3. La suscripción expresa de compromisos empresariales con su entorno ambiental y ciudadano, de manera de contrapesar los diversos elementos que están provocando inseguridad internacional, entre ellos grupos “antiglobalización”, ciertos nacionalismos y fanatismos. Asimismo, las empresas enfrentan la exigencia de actuar proactivamente: en la materialización de tareas que delimiten las consecuencias de las actuales desigualdades sociales y la presencia de atentados terroristas, que ponen en la mira el poder de las grandes empresas y Estados, suscitando desconfianzas respecto de su quehacer y sustentabilidad.

En este entorno, la Gran Minería suele realzar aportes a la comunidad de las regiones en las que opera, así como a sus trabajadores: mediante beneficios, donaciones, generación de empleos, etc.

La responsabilidad social de la Empresa Minera

La responsabilidad social de la empresa se apoya en tres aspectos:

Primero, es una acción voluntaria, automotivada, no impuesta, de la empresa como organización y una nueva manera participativa y flexible de hacer negocios, que redunda en un complemento positivo de la función social indelegable de los gobiernos y en una mejoría de la gestión económica de la compañías.

Segundo, la responsabilidad social está dirigida a compatibilizar la eficiente administración económica, como condición sine qua non para su supervivencia, con el estricto cumplimiento de la serie de “contratos éticos” sociales y políticos –no sólo económicos- que la empresa establece en una sociedad dada, con arreglo a la moral y costumbres que en ella prevalecen.

Tercero, la empresa espera de la gestión en responsabilidad social beneficios racionales –medibles- que colaboren con la materialización de los objetivos básicos de la empresa -función motivo del emprendimiento-, tanto como resultado del aporte realizado, como de su eficiente administración y complemento significativo, e incluso más –imagen, razón de ser, integración- cuando los aportes que la compañía realiza constituyen un “algo más” respecto del citado cumplimiento de los contratos sociales y políticos que haya suscrito con las comunidades en las que se desenvuelve.

Fuente: Fundamin

La Responsabilidad Social y la Norma ISO 26000